7 Agosto

(Dn. 10:10-11) Lo que despertó a Daniel del sueño fue el toque de una mano (v.10a). El texto no indica quien lo tocó, pero el v.18 afirma que fue “aquel que tenía semejanza de hombre”. En otras palabras, la persona que animó a Daniel en el v.10 fue el “varón vestido de lino” (v.5). A […]

Leer más

5 Agosto

(Dn. 10:8-9) La visión que causó tanto miedo a los compañeros de Daniel también afectó al profeta. Él vio la “gran visión” y también escuchó “el sonido de Sus palabras” (v.9), y ambas cosas le afectaron profundamente. Al ver la gloria del Hijo de Dios, Daniel parece haberse desmayado. Como él mismo testifica: “no quedó […]

Leer más

4 Agosto

(Dn. 10:6b-7) Daniel no solo vio una visión de Cristo sino que escuchó Su voz y Sus palabras fueron “como el estruendo de una multitud” (v.6b). Fue como el sonido de un estadio que irrumpe en gritos cuando el equipo local mete un gol. Ezequiel describe algo parecido, al hablar de “la voz del Omnipotente, […]

Leer más

3 Agosto

(Dn. 10:6) El v.6 ofrece mayores detalles de la apariencia de Cristo: – “Su cuerpo era como de berilo”. El berilo es una piedra preciosa que existe en varios colores: verde, azul o amarrillo. La palabra en hebreo es ‘tarshish’, que es el nombre de una ciudad en España de dónde provenía esta clase de […]

Leer más

2 Agosto

(Dn. 10:4-5) Aunque Daniel vivió por setenta años en la gran metrópolis de Babilonia, cuando quería buscar a Dios se refugiaba en el campo. Allí lo encontramos ahora, “a la orilla del gran río Hidekel” (v.4b), que es otro nombre para el río Tigris. El río Tigris no pasa por Babilonia, así que Daniel estaba […]

Leer más