18 Febrero

(Dn. 3:8-12) Por alguna razón, Daniel no estaba en Babilonia en ese tiempo. Sólo estaban sus tres amigos: Sadrac, Mesac y Abed-nego (v.12). Por eso la presión cayó sobre ellos. Como judíos y siervos de Dios no podían postrarse ante la estatua de oro. Eran fieles súbditos de Nabucodonosor, pero no podían unirse al culto […]

Leer más